Blogia
doglife

El paseo que jamás ocurrió

El paseo que jamás ocurrió En el parque
las flores aún no se han marchitado
las estatuas están cagadas por las palomas
y la esencia de tu pelo viene
con el aire frío de la fuente.
La nariz gotea
y en el árbol grabado
por dos horteras, un corazón mal dibujado
y dos iniciales obsoletas.
Sigo el paseo y
las mierdas de los perros
consiguen que haga más ejercicio
pues zigzagueo en un camino absurdo
sin fin,

sobre la gravilla del parque espectral.

Día de los Santos Inocentes 2005

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres