Blogia
doglife

Oraciones agnósticas

Tormentos varios

 

 

Fingí la muerte de mi ardilla

cuando estaba más viva

y ahora que apesta

la quiero resucitar

con vanas oraciones

a dioses olvidados

 

Hay alguien ahí,

grito en la caverna.

Los murciélagos y el silencio

por respuesta.

 

Cavo en la tierra negra del páramo

buscando un sonrisa suya.

Alquitrán y ponzoñosas aguas

ratones muertos

caracoles azules

y la nada de saberme perdido.

 

La cabeza se me va hacía las Pléyades

no es posible anclarse al suelo.

La gravedad ha desaparecido al mediodía.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La risa de Dios

La risa de Dios

Hay vida después

si es que esto es vida 

la vida perra.

Tras las heridas la faz

tras la faz el infinito

el miedo al absurdo,

el temor de que nada tenga sentido

hace que el sentido de las cosas

pase a segundo término.

Dios se ríe de nosotros.

---

Dedicado a Inés por leer todos estos despropósitos

WALT WHITMAN, UN COSMOS...

WALT WHITMAN, UN COSMOS...

Walt Whitman, un cosmos, el hijo de
Manhattan,
turbulento, carnal, sensual, comiendo,
bebiendo y procreando,
no es un sentimental, no mira desde
arriba a los hombres y mujeres ni se
aparta de ellos,
no es más púdico que impúdico

¡Quitad los cerrojos de las puertas!
¡Quitad las puertas mismas de sus quicios!
Quien degrada a otro me degrada a mí,
y todo lo que hace o dice vuelve a la postre a mí.

La inspiración mana y mana de mí,
me recorren la corriente y el índice.
Pronuncio la contraseña primordial,
doy la señal de la democracia,
nada aceptaré, ¡lo juro!, si los demás
no pueden tener su equivalente
en iguales condiciones.

Voces desde hace largo tiempo
enmudecidas me recorren,
voces de interminables generaciones
de cautivos y de esclavos,
voces de enfermos y desahuciados,
de ladrones y de enanos,
voces de ciclos de gestación
y de crecimiento,
y de los hilos que conectan las estrellas,
y de los úteros y de la savia paterna,
y de los derechos de los pisoteados,
de los deformes, vulgares, simples,
tontos, desdeñados,
niebla en el aire, escarabajos que
empujan bolitas de estiércol.

Voces prohibidas me recorren,
voces de sexo y lujuria,
veladas voces cuyo velo aparto,
voces indecentes por mí purificadas
y transfiguradas.

No me tapo la boca con la mano,
trato con igual delicadeza
a los intestinos que a la cabeza
y el corazón,
la cópula no es para mí más grosera
que la muerte.

Creo en la carne y en los apetitos,
y cada parte, cada pizca de mí
es un milagro.
Divino soy por dentro y por fuera, y
santifico todo lo que toco o me toca,
el aroma de estas axilas es más
hermoso que una plegaria,
esta cabeza más que los templos,
las biblias y todos los credos.

de Walt Whitman

Versión de León Felipe

Culpa

Culpa La lluvia trajo
como siempre
olores tranquilizadores
que apenas rascaron
alguna esquirla
de mi duro núcleo ensangrentado
la culpa y el humor seco
sobre la carne abierta
y desgarrada.

Los días y las noches se suceden
y la mente urde sucias tramas
de historias potenciales
y no vividas
pude ser mejor y no lo fui,
y hoy apenas la jornada ha comenzado
siento ya el final en las puertas
y todos se sentirán aliviados
pues el cáncer en sus vidas
es extirpado
por una innegable y rotunda
dentellada,
por el otoño
de los frutos
y las hojas.

A vuela pluma en Bla,Bla,Bla

Haré que te tragues tus palabras

Haré que te tragues tus palabras Castrador de liberaciones
mañana será otro día
en el absurdo hábitat creado
por tu crueldad.

No me siento único
entre tanta muchedumbre.
Una gota más en el océano lacerante.
No se como será el averno
pero esto se parece.

Nos dejaste libre albedrío
para que tus perros
comiesen nuestros huesos blanqueados
por el páramo estéril y los vientos.
Los tábanos anidan en mi culo.
Hay que forcejear
contra tus mascotas.
Ahorcarlos con sus golas.
Beber su sangre en el cáliz para ti destinado.
Aniquilar toda idea imbécil.
Sortilegios de estupidez y desidia.
Pertrechados en sus rascacielos
los cuervos revientas nuestros ojos
como a uvas.
Mean en las llagas de la carne
asegurándose la total aniquilación de la luz del día.
Estamos perdiendo cada vez más.
Tu mutación
vino en sangre
se ha convertido en billetes
y monedas.
Yo te maldigo.
Asesino.
Nos has condenado a vivir entre chacales
somos carroña viva.
Policía de costumbres
tenéis a Dios de vuestro lado...

El firmamento delator

El firmamento delator El verano ya es fresco
al caer el sol.
El agua no se calienta en todo el día.
La basura nos llega por el aire
directo a los pulmones
plástico quemado.
La lucha continua atenuada
por las medicinas
las derrotas se cuentan por miles,
las victorias son pírricas
pura rutina de la perla en el ostracismo.

Miro las estrellas claras
las que tanto me ayudaron en su día
y me siguen dando miedo.
Mi padre dice que de pequeño
me asustaba de la luna.
Hoy creo que ya hallé la solución
mirando al cielo estrellado de las noches de verano.
Temo a lo que no se puede explicar
al infinito abismo
que nos reduce
a gusarapos en una gota de agua
a átomos fluyendo en redes cristalinas.
La negrura entre estrellas
antimateria
vacío,
o como demonios se llame,
es tan sobrecogedora
que reduce a Dios
a ruido de fondo
a fugaces ideas concebidas
en el vértice espaciotemporal.

Y así, mirando en la orilla del océano cósmico,
se agotan las cortas horas
que me separan
del viaje.
Y lo que he llamado antes temor
se convierte en seguridad
de los pies sobre la tierra
ardiente y polvorienta,
pues debo temer más del vecino
que de las arañas de Marte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La crucifixión de los anhelos

La crucifixión de los anhelos Dolores en lisiados interiores
alambres
espinos
la dura cuerda de cáñamo
quema la mente
negras pavesas en los cerros
del horizonte
la renuncia.

Paredes abandonadas
los callejones llenos de ortigas
tierra húmeda de lágrimas
por los otros
mirando
ventanas llenas de silicona
y cristales rotos
polvo de tiza en los suelos
la cal se cayó por los rincones.

La memoria se diluye
colándose por sumideros de insectos.
Alimenta los fuegos del infierno
combustible sensiblero
de las ocasiones dejadas al azar
de los hombres
perforadas por aguijones de barro
arcilla borracha de hiel.

La suavidad de tu piel de cordero
contiene lobo áspero
ladrón de sueños
fagocitas las membranas de la ilusión.

Vida en penumbra
arruinada por la crucifixión de los anhelos
Gólgota mineral
montañas de sal
heridas abiertas
blancos montones de tortura.

Kill yr. idols

Kill yr. idols el sonido de la radial en el patio
acompaña a los sonidos estrambóticos
que fluyen desde un interior
extraño
y recóndito del alma del muerto en vida
del suicida aficionado.
el odio es planteado razonadamente
mecanismos para seguir
en una brecha incómoda
largo sendero
obstáculos en el firme
cieno y miel
como el grupo ese.
destruir lo que más amas no es liberación
es masoquismo
frente al sadismo del cosmos.
otro mecanismo
heredado de los cristianos.
¿para que pasarlo bien si podemos pasarlo mal?
y aún así
las notas que hacen vibrar los huesecillos
las letras que se proyectan en el ángulo curvo del cráneo
y los físicos sudando en lugares remotos
los recuerdos del hipotético pasado
los olores del goce
las intrincadas y rebuscadas ideas
la basura y los grillos.
matar a los ídolos
no es necesario
caen por su propio peso
la gravedad existe aunque no pensemos en ello
los newton de su fea masa y de la cruel aceleración
al centro del mundo
limpian la atmósfera de impurezas
aunque algunos desayunan keroseno
para ser livianos
para contrarrestar
lo inminente
la pérdida en los hormigueros hasta el fundido núcleo

todo es jodida ciencia ficción.

Little pear in syrup

Little pear in syrup Dulce perita en dulce
que ya era dulce
antes de ser pera
y dulce cuello de cisne.
Confío en el clavel
que abrirá la margarita,
confío también
en el titanio,
duro metal
en tan tierno lecho.
Tan dulce como
carne de membrillo
fruto de tu amado otoño,
veranillo del membrillo
veranillo de San Miguel
y ten por seguro
que otro Miguel velará
por ti en los sueños,
dulces sueños,
lugar de encuentro
de los amantes lejanos.
Y al despertar
ya habrá pasado todo
y el dulzor
conquistará
los dominios del
dolor
que se desvanecerá
como una mala
pesadilla.
Y adelante
el futuro que te espera

dulce pera.

Para que Alicia tenga una pronta recuperación. Amén
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Estaciones

Estaciones En el desierto,
surcado por el cemento,
los madrigales
se van lejos,
a encontrarse con el mar.
Quisiera disiparme
organización celular
menos compleja,
que me elevaría hacia
lo ignoto.
Pasaría el invierno
en el sur,
con las canciones y las ocas
y en el estío,
cada vez más prolongado
fundiría mi ser
con las nieves eternas
y los sonidos del crujir
de los glaciares.
En otoño sería
esencia de fruto
para poder nadar
en tu boca,
y en la siguiente primavera
renacería de nuevo y
corriendo subiría
las andesitas
para encontrarte
entre piropos y almandinos
con el Mar Menor
en lontananza.

Para Alicia.
Para que se cure.
Pronto a ser posible
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres