Blogia
doglife

No al relativismo

Mañana será el mismo día

Mañana será el mismo día Cables liados forman una maraña,
las agrestes cunetas endiabladas floras
y yo elucubraciones malas para la salud.
¿Cada uno recibe lo que merece?
En lo más hondo de mí mismo
diría que no.
Algunos merecerían morir fusilados al amanecer
y sobreviven al insecticida más eficaz
y otros... otros con estar tranquilos se contentarían
pero no llegará su San Martín,
pues su vida es insulsa y vacía
esperan sin saber que ocurrirá después del capítulo de hoy.
La misma mierda...
...ya les adelanto yo.

Otoño del año pasado.
Soy un Nostradamus del tres al cuarto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Cosmonauta

Cosmonauta Hoy, el día del calor,
flotando en el agua
haciéndome el muerto
miraba el firmamento.
- - - - - - - - - - - - - - - *
Una estrella fugaz
atravesó el cielo
cortando la noche.
- - - - - - - - - - - - - - - *
Contemplando las estrellas
concluí hace tiempo
que Dios no existe
que nada tiene demasiado
sentido en el cosmos
desde la óptica humana
provinciana
limitada.
- - - - - - - - - - - - - - *
Comprendí entonces
que jamás hallaría
la solución
y entonces
me conformé.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - *

Cuento escatológico "ecologista"

Cuento escatológico "ecologista" Cerca de un estanque
de aguas cristalinas
vivía un viejo.
Todos los días,
excepto el domingo,
jornada en la que honraba
a la Santa Compaña,
el anciano meaba en el río
y cagaba en la orilla.
Cierta mañana,
mientras hacía de vientre,
una voz le llamó desde el agua.
-¡Viejo, anciano!
Era una trucha arcoiris de formidables colores.
En realidad un hada buena del bosque.
-¿No te das cuenta
que haciendo eso
contaminas el agua
en la que vivo?
El viejo,
limpiando su trasero
con un junco gordo,
le contestó.
-Pues no veo que tú cagues
en una troje.

El viejo esa noche cenó pescado.

FIN

Leer y enviar todo es empezar

Leer y enviar todo es empezar TE PUBLICAN TUS COSAS Y TE LAS PUNTUAN
Si, como si de Eurovisión se tratase.
Te dicen si eres bueno o malo ( o regular), que ya es bastante en este mundo caótico en el que vivimos.
Si teneis baja la autoestima pues no mandeis nada.
Aunque entre vosotros y yo, creo que el criterio no es demasiado de fiar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Todos los bienes del mundo

Todos los bienes del mundo Todos los bienes del mundo
pasan presto y su memoria,
salvo la fama y la gloria.

El tiempo lleva los unos,
a otros fortuna y suerte,
y al cabo viene la muerte,
que no nos dexa ningunos.

Todos son bienes fortunos
y de muy poca memoria,
salvo la fama y la gloria.

La fama vive segura,
aunque se muera el dueño,
los otros bienes son sueños
y una cierta sepoltura.

La mejor y más ventura
pasan presto y su memoria,
salvo la fama y la gloria.

Juan del Enzina

Si no quieres ser como ellos, lee...

Si no quieres ser como ellos, lee... ¿Por qué existe el Infierno si Dios es tan bueno?
Dios es, infinitamente Bueno, es cierto. Pero Dios es también infinitamente Justo. Todos los atributos de Dios tienen la misma medida: son infinitos.

Mientras vivimos en la tierra es tiempo de la Misericordia Divina. Dios nos perdona todas nuestras faltas -hasta las más graves- cometidas contra El, si nos arrepentimos, si nos confesamos. Estamos en tiempo de Misericordia, mientras estamos aquí. Por eso hay que aprovechar nuestra vida en la tierra como preparación para la otra Vida, la que nos espera después de la muerte. Y allí habrá Vida de felicidad perfecta en el Cielo para los que han amado a Dios aquí en la tierra. O habrá condenación eterna de castigo en el Infierno para los que han rechazado a Dios y mueren en esa condición.

Ahora bien, Dios no destina a nadie al Infierno. La voluntad de Dios es que todos los seres humanos nos salvemos. Depende de cada uno, entonces, el aprovechar o desaprovechar todos los medios que Dios pone a nuestra disposición para que alcancemos la salvación eterna.

¿Cuáles son esos medios? Los Sacramentos, principalmente el Bautismo, la Confesión, la Comunión. Tenemos también la oración ... y tantas otras gracias que Dios nos ofrece para que nos ayuden a llegar al Cielo.

Aprovechemos que éste es el tiempo de la Misericordia Divina. Eso fue lo que Jesucristo dijo a Santa Faustina Kowalska, para que lo comunicara al mundo entero:

Habla al mundo de mi Misericordia, para que toda la humanidad conozca la infinita Misericordia mía. Es la señal de los últimos tiempos. Después de ella vendrá el día de la justicia. Todavía queda tiempo ... Antes de venir como Juez justo, abro de par en par las puertas de mi Misericordia. Quien no quiera pasar por la puerta de mi Misericordia, deberá pasar por la puerta de mi Justicia.

La Justicia de Dios y su Misericordia van a la par. Pero a través de esta Santa de nuestro tiempo nos hace saber que por los momentos, para nosotros, tiene detenida su Justicia para dar paso a su Misericordia. No nos castiga como merecemos por nuestros pecados, ni castiga al mundo como merecen los pecados del mundo, sino que nos ofrece el abismo inmenso de su Misericordia infinita. Pero si no nos abrimos a su

Misericordia, tendremos que atenernos a su Justicia.

Jesús también hizo que Santa Faustina conociera el Infierno. He aquí lo que nos informa ella de este lugar de castigo:

Hoy, un Angel me llevó a los precipicios del Infierno. Es un lugar de grandes torturas. ¡Es impresionante el tamaño y la extensión del sitio!

He aquí los tipos de torturas que vi: la pérdida de Dios, el remordimiento de conciencia perpetuo, el saber que esa condición nunca va a cambiar, el fuego que penetra el alma sin destruirla; la permanente oscuridad y un terrible hedor que sofoca, pero, a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven y ven toda la malignidad, propia y de los demás; la compañía constante de Satanás; la horrible desesperación, el odio a Dios, las palabras horrendas, las maldiciones y las blasfemias.

“Estas son las torturas que sufren en general todos los condenados, pero éste no es el fin del sufrimiento. Hay torturas especiales destinadas a las almas en particular. Son los tormentos de sus sentidos. Cada alma pasa por sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionados con la manera en que han pecado.

He recibido el mandato de Dios de dejar esto por escrito, para que ninguna alma pueda excusarse diciendo que no existe el Infierno ... Yo, la Hermana Faustina, por orden de Dios, he visitado los abismos del Infierno, para poder hablar a las almas sobre esto y para poder dar testimonio de su existencia.

Lo que he escrito es sólo una sombra pálida de las cosas que vi allí. Pero sí noté una cosa: que la mayoría de las almas que están allí son las que se han negado a creer en el Infierno.

___________________________________

¿Quieres hallar más interesantes preguntas como esta? Solo tienes que estigmatizar en la cruz: +
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres