Blogia

doglife

Ráfagas

Ráfagas

Tarde tranquila de octubre
el sol pronto se extinguirá
como los sueños de antaño.
Los torpes intentos
la huida hacia atrás
donde lo oscuro reina
tras el musgo
y los ácaros.
Los juncos quietos
que no existen
el agua negra
mi ilusión aun repta
en los limos del fondo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Vientos estelares

Vientos estelares

Soneto XIV de Hongos de Yuggoth

Es cierta hora de la penumbra crepuscular,
Casi siempre en otoño, cuando el viento estelar se derrama
Por las calles altas de la colina, que están desiertas
Pero muestran luces tempranas en cómodes habitaciones.
Las hojas muertas se precipitan con giros fantásticos, raros
Y el humo de las chimeneas se arremolina con gracia extraña
Siguiendo geometrías del espacio exterior,
Mientras Fomalhaut vigila a través de las nieblas del sur.

Esta es la hora en que los poetas lunáticos saben
Qué hongos brotan en Yuggoth, y qué perfumes
Y matices de flores llenan los continentes de Nithon,
tales que no se propagan en los pobres jardines terrestres.
Pero, por cada sueño que estos vientos nos traen,
¡barren otra docena de los nuestros!

 

de Howard Phillips Lovecraft

Traducción de Carles Bellver Torlà  

Tankas de Borges

Tankas de Borges

いち 

 

Alto en la cumbre
todo el jardín es luna,
luna de oro.
Más precioso es el roce
de tu boca en la sombra.

 

 

La voz del ave
que la penumbra esconde
ha enmudecido.
Andas por tu jardín.
Algo, lo sé, te falta.

 

さん

 

La ajena copa,
la espada que fue espada
en otra mano,
la luna de la calle,
¿dime, acaso no bastan?

 

よん

 

Bajo la luna
el tigre de oro y sombra
mira sus garras.
No sabe que en el alba
han destrozado un hombre.

 

 

Triste la lluvia
que sobre el mármol cae,
triste ser tierra.
Triste no ser los días
del hombre, el sueño, el alba.

 

ろく

 

No haber caído,
como otros de mi sangre,
en la batalla.
Ser en la vana noche
él que cuenta las sílabas.

Regreso al pasado VIII

Regreso al pasado VIII

La consecución de lo incongruente

se desliza sobre la cal viva.

Pájaros negro, fabulosos,

recorren el cielo en busca de objetos brillantes.

La música de Cleiderman embrutece la estancia

húmeda y voraz,

mazmorra desalojada de pasión.

Algunas veces sueño que tengo que volver a la escuela

y me horroriza.

Los abrazos de los viejos amigos no me alegra

y creo que su interes es inercia del pasado.

Me queda la biología y el ingles

hice la selectividad y diez años de facultad

y vuelvo a los churros con chocolates de los viernes a segunda hora.

El eterno retorno de los miedos.

a espiral sin pasar al infinito

segun el codigo planetario.

Toneladas de basura.

WALT WHITMAN, UN COSMOS...

WALT WHITMAN, UN COSMOS...

Walt Whitman, un cosmos, el hijo de
Manhattan,
turbulento, carnal, sensual, comiendo,
bebiendo y procreando,
no es un sentimental, no mira desde
arriba a los hombres y mujeres ni se
aparta de ellos,
no es más púdico que impúdico

¡Quitad los cerrojos de las puertas!
¡Quitad las puertas mismas de sus quicios!
Quien degrada a otro me degrada a mí,
y todo lo que hace o dice vuelve a la postre a mí.

La inspiración mana y mana de mí,
me recorren la corriente y el índice.
Pronuncio la contraseña primordial,
doy la señal de la democracia,
nada aceptaré, ¡lo juro!, si los demás
no pueden tener su equivalente
en iguales condiciones.

Voces desde hace largo tiempo
enmudecidas me recorren,
voces de interminables generaciones
de cautivos y de esclavos,
voces de enfermos y desahuciados,
de ladrones y de enanos,
voces de ciclos de gestación
y de crecimiento,
y de los hilos que conectan las estrellas,
y de los úteros y de la savia paterna,
y de los derechos de los pisoteados,
de los deformes, vulgares, simples,
tontos, desdeñados,
niebla en el aire, escarabajos que
empujan bolitas de estiércol.

Voces prohibidas me recorren,
voces de sexo y lujuria,
veladas voces cuyo velo aparto,
voces indecentes por mí purificadas
y transfiguradas.

No me tapo la boca con la mano,
trato con igual delicadeza
a los intestinos que a la cabeza
y el corazón,
la cópula no es para mí más grosera
que la muerte.

Creo en la carne y en los apetitos,
y cada parte, cada pizca de mí
es un milagro.
Divino soy por dentro y por fuera, y
santifico todo lo que toco o me toca,
el aroma de estas axilas es más
hermoso que una plegaria,
esta cabeza más que los templos,
las biblias y todos los credos.

de Walt Whitman

Versión de León Felipe

Haré que te tragues tus palabras

Haré que te tragues tus palabras

Castrador de liberaciones
mañana será otro día
en el absurdo hábitat creado
por tu crueldad.

 

No me siento único
entre tanta muchedumbre.
Una gota más en el océano lacerante.
No se como será el averno
pero esto se parece.

 

Nos dejaste libre albedrío
para que tus perros
comiesen nuestros huesos blanqueados
por el páramo estéril y los vientos.
Los tábanos anidan en mi culo.
Hay que forcejear
contra tus mascotas.
Ahorcarlos con sus golas.
Beber su sangre en el cáliz para ti destinado.
Aniquilar toda idea imbécil.
Sortilegios de estupidez y desidia.
Pertrechados en sus rascacielos
los cuervos revientas nuestros ojos
como a uvas.
Mean en las llagas de la carne
asegurándose la total aniquilación de la luz del día.
Estamos perdiendo cada vez más.
Tu mutación
vino en sangre
se ha convertido en billetes
y monedas.
Yo te maldigo.
Asesino.
Nos has condenado a vivir entre chacales
somos carroña viva.
Policía de costumbres
tenéis a Dios de vuestro lado...

Mundo desarticulado

Mundo desarticulado

El inarticulado semblante
de la muerte
mira desde las atalayas
de la desolación.
Y sentado ante la espectral pantalla
veo como engañan a las gordas
la gente miente
y nosotros, los demás,
hemos de aguantar la quejas
y los lamentos.
Odio a la gente, odio a la gente
dice la gorda.
La lluvia cae despreocupada sobre la ciudad
deshumanizada.
La putrefacción de los intereses
la carcoma sigue su caminos
entre los leves cimientos de un mundo
en retirada.
Hubo un tiempo en que la solidez aparente
era notoria.
Aquellos días acabaron con la infancia.
Solo ha sido un progresivo desencanto
que va a parar al inframundo de la cloaca.

No love lost

No love lost

So long sitting here didn't hear the warning
Waiting for the tape to run
We've been moving round in different situations
Knowing that the time would come
Just to see you torn apart
Witness to your empty heart
I need it I need it I need it
The original version contains a spoken extract
from the book House of Dolls:
Through the wire screen, the eyes of those
standing outside looked in at her as into the cage
of some rare creature in a zoo. In the hand of one
of the assistants she saw the same instrument
which they had that morning inserted deep into her
body. She shuddered instinctively. No life at all
in the house of dolls. No love lost. No love lost.
Two-way mirror in the hall
They like to watch everything you do
Transmitters hidden in the wall
So they know everything you say is true
Turn it on don't turn it on turn it on
You've been seeing things in darkness, not in
learning
Hoping that the truth will pass
No life underground wasting, never changing
Wishing that this day won't last
To never see you show your age
To watch until the beauty fades
I need it I need it I need it

No lost love
Joy Division

Culpa

Culpa

La lluvia trajo
como siempre
olores tranquilizadores
que apenas rascaron
alguna esquirla
de mi duro núcleo ensangrentado
la culpa y el humor seco
sobre la carne abierta
y desgarrada.

Los días y las noches se suceden
y la mente urde sucias tramas
de historias potenciales
y no vividas
pude ser mejor y no lo fui,
y hoy apenas la jornada ha comenzado
siento ya el final en las puertas
y todos se sentirán aliviados
pues el cáncer en sus vidas
es extirpado
por una innegable y rotunda
dentellada,
por el otoño
de los frutos
y las hojas.

A vuela pluma en Bla,Bla,Bla

EL OTOÑO SE ACERCA

EL OTOÑO SE ACERCA

El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.

de Ángel González para más

Mañana será el mismo día

Mañana será el mismo día

Cables liados forman una maraña,
las agrestes cunetas endiabladas floras
y yo elucubraciones malas para la salud.
¿Cada uno recibe lo que merece?
En lo más hondo de mí mismo
diría que no.
Algunos merecerían morir fusilados al amanecer
y sobreviven al insecticida más eficaz
y otros... otros con estar tranquilos se contentarían
pero no llegará su San Martín,
pues su vida es insulsa y vacía
esperan sin saber que ocurrirá después del capítulo de hoy.
La misma mierda...
...ya les adelanto yo.

Otoño del año pasado.
Soy un Nostradamus del tres al cuarto

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL LAMENTO DEL VAMPIRO

EL LAMENTO DEL VAMPIRO

Vosotros, todos vosotros, toda
esa carne que en la calle
se apila, sois
para mí alimento,
todos esos ojos
cubiertos de legañas, como de quien no acaba
jamás de despertar, como
mirando sin ver o bien sólo por sed
de la absurda sanción de otra mirada,
todos vosotros
sois para mí alimento, y el espanto
profundo de tener como espejo
único esos ojos de vidrio, esa niebla
en que se cruzan los muertos, ese
es el precio que pago por mis alimentos.

de Leopoldo María Panero Blanc
"Last night together" 1980

La bella malmaridada

La bella malmaridada

La bella malmaridada

de las lindas que yo vi:

acuérdate cuán amada,

señora, fuiste de mí.

Lucero resplandeciente,

tiniebla de mis placeres;

corona de las mujeres,

gloria del siglo presente;

estremada y excelente,

sobre todas cuantas vi;

acuérdate cuán amada,

señora, fuiste de mí.

Texto: Anónimo.
Música: Luis de Narváez (1526-1549)

Cuento de la mosquita muerta

Cuento de la mosquita muerta

Érase una vez que se era,
una mosquita verde
que era tan delicada
y primorosa
que solo picaba
en las mierdas de los
niños más guapos del barrio.
Un día, desobedeciendo
a su mamá mosca,
rebasó los límites del descampado
donde la mosquita
vivía feliz,
pero intrigada por saber
que se hallaba
a la vuelta de la esquina.
Vio tiendas de golosinas
y una parada del rojo
autobús 33.
Una pescadería,
donde sus semejantes
se paseaban por los ojos muertos del pescado.
Un mojón de acre olor
que no probó,
por estar lleno de moscas corrientes,
sin la panza verde de la mosquita,
ni azul, tan siquiera.
Llegó al final de la calle
y quiso continuar.
Cuando llevaba un rato volando
entre árboles nuevos
y desconocidas farolas,
una luz violeta
la invocó,
y nuestra mosca,
nuestra mosquita verde
como la esperanza,
hipnotizada por el color y el zumbido,
se precipitó
a un extraño lugar enrejado.
La mosquita murió
electrocutada
cayendo sobre la sopa
de un señor con bisoñé.
Nuestra mosca, verde,
nuestra querida mosquita,
muerta.

Fin

Cosmonauta

Cosmonauta

Hoy, el día del calor,
flotando en el agua
haciéndome el muerto
miraba el firmamento.
- - - - - - - - - - - - - - - *
Una estrella fugaz
atravesó el cielo
cortando la noche.
- - - - - - - - - - - - - - - *
Contemplando las estrellas
concluí hace tiempo
que Dios no existe
que nada tiene demasiado
sentido en el cosmos
desde la óptica humana
provinciana
limitada.
- - - - - - - - - - - - - - *
Comprendí entonces
que jamás hallaría
la solución
y entonces
me conformé.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - *

Buenos momentos

Buenos momentos

Alicia echada al fin
habla de los vientos.
Ellos entran ahora por la ventana
y ella con los ojos cerrados
ríe
pensando
la ocurrencia descabellada
que yo espero.
El día da la tregua
de la tarde.
Yo, sentado,tengo el dedo
lleno de tinta seca.
Alicia sigue riendo
en su falso sueño.

Murcia, Julio 2005

Haré que te tragues tus palabras

Haré que te tragues tus palabras

Castrador de liberaciones
mañana será otro día
en el absurdo hábitat creado
por tu crueldad.

No me siento único
entre tanta muchedumbre.
Una gota más en el océano lacerante.
No se como será el averno
pero esto se parece.

Nos dejaste libre albedrío
para que tus perros
comiesen nuestros huesos blanqueados
por el páramo estéril y los vientos.
Los tábanos anidan en mi culo.
Hay que forcejear
contra tus mascotas.
Ahorcarlos con sus golas.
Beber su sangre en el cáliz para ti destinado.
Aniquilar toda idea imbécil.
Sortilegios de estupidez y desidia.
Pertrechados en sus rascacielos
los cuervos revientas nuestros ojos
como a uvas.
Mean en las llagas de la carne
asegurándose la total aniquilación de la luz del día.
Estamos perdiendo cada vez más.
Tu mutación
vino en sangre
se ha convertido en billetes
y monedas.
Yo te maldigo.
Asesino.
Nos has condenado a vivir entre chacales
somos carroña viva.
Policía de costumbres
tenéis a Dios de vuestro lado...

Bilocalización

Bilocalización

Padre Pío El Padre Pío, que era monje capuchino franciscano, fue un místico que vivió la mayor parte de su vida en un monasterio en el sur de Italia y que se dice tuvo las heridas de Cristo en manos, pies y el costado durante 50 años. Los médicos no pudieron explicar las heridas del Padre Pío, que se dijo había luchado con el demonio en su celda, además de realizar exorcismos y milagros. Muchas personas otorgaron al Padre Pío los poderes de la profecía y la lectura de la mente. También se dice que tuvo el poder de la bilocalización, ya que se le vio en dos lugares al mismo tiempo mientras estuvo vivo.

Pues eso, bilocalización. Estar en misa y repicando. O sea que yo voy a estar también duplicado, siendo fotocopia de mi mismo. ¿Y donde, se preguntarán (si es que hay alguien ahí)? pues en DOGLIFE.
Iré alternando la cosa porque me da mucha pena dejar Blogia, por su sencillez y por su diseño, pero es que como falla más que una vizca cosiendo, pues he hecho esta determinación.
Os animo además a comentar todo los que querais, ponerme verde o alimentarme el ego, que está ya por la discontinuidad de Mohorovicic.

Verano inservible y no retornable

Verano inservible y no retornable

Los vasitos chinos,
adornos sobre la caja de vinos de madera
junto a la piedra del flysch
y una caja de lata de reminiscencias mentoladas.
Pasolini anda entre periódicos
el uda.berri pintado en una postal que jamás fue enviada.
Gaspar mira con cara seria desde el interruptor de la luz.
Fórmulas odiosas, papelitos de colores
en la pared rugosa y blanca.
Hablan en la cocina, mis intestinos pían desde su inframundo
que soy.
La abuela grita un poco, como siempre
y el mundo hipnótico se apodera
de la inconexa situación actual.

Agosto 2005

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lacayos

Lacayos

Lacayos del destino
durmiendo en lo alto
de los árboles
comiendo las orugas amargas
de una normalidad aberrante.
Las nubes descargan lluvia de seres informes
hongos
sombrillas en los que resguardarse
de la masa avarienta
parásita.
Las cosas son como tienen que ser.
La tierra es abrasada por el odio.
Me miras compadeciéndote.
Explota mi cabeza entre efervescencias
goteando la paciencia
sobre un odre vacío.
Un agujero donde mirar
solo con eso me conformo
solo para verte más cerca
en los brazos de todos los demás
solo para escuchar a través de las membranas
la suciedad de tu alma
los gritos de auxilio
la música de tus entrañas.
Los invasores del espacio
no existen.
Dios tampoco
que yo sepa.
La terrible angustia si.
El baño en lo real
ahogados antes de tiempo
nos colamos en las fosas abisales
de los más oscuros pensamientos.
Odio la poesía y a los poetas.
La falacia de las acciones.
Solo creo en el dinero revenido.
En las bolsas de plástico.
En las colillas y los chicles de las aceras.
En la madera quemada.
En como desperdiciar las acciones preventivas
contra el tedio.
En perder.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres